La nueva normalidad

El concepto que se ha popularizado, la nueva normalidad. Un nuevo estilo de vida que llegó para quedarse. De seguro has escuchado este término más de alguna vez, pero..

¿Qué es la nueva normalidad?

Es un concepto que estableció el gobierno para enfrentar este virus y no instalar el pánico en los chilenos. La nueva normalidad en realidad hace un llamado a la continuar nuestro estilo de vida anterior, pero con los protocolos de sanitización recomendado

Clases online

¿Realmente es eso posible?

Sabemos que hoy en día ya nada es como antes, por ende, dado a las circunstancias inéditas que afrontamos, debemos saber reinventarnos. 

Un claro ejemplo de esto es la educación, la gran mayoría de apoderados tenían la incertidumbre sobre si el año escolar se perdería o no, pero se ha aplicando el método online como medida alternativa para que los estudiantes no se vean afectados en su formación educativa. Dado que el retorno de las clases presenciales se aplazó indefinidamente por razones obvias, no es seguro.

Volver a clases, al trabajo presencial, o incluso salir a tomarse un café con tus amigos, algo que anteriormente era considerado como una necesidad humana de interactuar, hoy es un acto de irresponsabilidad, y una acción riesgosa. 

Según Harvard y su imponente estudio sobre la extensión de períodos de distanciamiento social, estos podrían durar hasta el 2022. Agregando que las cifras en Chile no han sido muy alentadoras.

Entonces podríamos decir que la nueva normalidad que expresa el gobierno no existe, al menos no en estos momento. En vez de hablar de la nueva normalidad como algo que se refiere a nuestro antiguo estilo de vida deberíamos hablar de una nueva normalidad como señal de cambio y de adaptación a una nueva forma de vivir totalmente diferente que llegó para quedarse. Aceptar esta realidad que nos afecta y nos incluye a todos, y como generación saber sobrellevar juntos esta situación. 

Sabemos que es difícil dejar atrás a todo lo estábamos acostumbrados, pero debemos darle la vuelta al destino, que nuestras debilidades se conviertan en fortalezas, tener paciencia, tolerancia, y sobre todo empatía y solidaridad, porque nuestras acciones también involucran a nuestro alrededor.

¿Te has acostumbrado a la Nueva Normalidad?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *